Espacios

Armar la zona de planchado

Armar la zona de planchado

La hora de planchar no es algo que las mujeres disfrutemos demasiado, aunque si le ponemos la sitio para tal tarea la comodidad y condiciones necesarias para tal trabajo posiblemente podamos convertirla en una tarea que realizaremos más a gusto. Especialmente las que detestamos hacerlo. Imagínate que hasta ahora planchabas en el primer espacio libre que encontrabas y de pronto montas todo un espacio dedicado a tal menester. La cosa cambia bastante, ¿no te parece?

Muebles y decorado

No es necesario que planifiquemos una habitación para esto, bastará con equipar y organizar un espacio dentro de la habitación que prefieras: cocina, baño, zona de lavado. Lo más habitual es hacerlo en un rincón de la cocina o la zona de lavado; y lo ideal es que podamos disponer de un espacio independiente para organizarlo con mayor comodidad. Para que te quede cómodo y agradable no pueden faltar un armario y algunos estantes para los productos de limpieza necesarios, una cesta donde poner la ropa para planchar y un estante especial o mesita para acomodar la que ya está planchada. Esta mesita puede ser replegable sobre la pared ya que su uso es momentáneo. También es importante colocar ganchos que sostengan la tabla del planchado cuando esta está fuera de uso.

Otras alternativas

También puedes optar por uno de esos muebles con ruedas que reúnen todos los elementos necesarios: cajones, cestos, plancha, etc., y que vienen en un formato que te permite mantener todo escondido dentro del mismo hasta su uso. Al tener ruedas será un módulo que puedes acomodar donde más te guste. Se consiguen de madera, metálicos y con diseños realmente espléndidos. Lo que haría que tu zona de planchado sea simplemente un mueble convertible.