Espacios

Baño de estilo rústico

Baño rústico de lujo

Dentro de una determinada estancia, por ejemplo, el cuarto de baño, que es el protagonista del post, pueden aplicarse diferentes estilos. ¿Os imagináis cómo le sentaría a un baño el estilo rústico? Nosotros, os hacemos esa sugerencia en forma de ejemplos que nos cautivan, y que esperamos que a vosotros también.

El estilo rústico, sobre el que ya hemos hablado con anterioridad, explicado de forma muy resumida, podría resumirse como un estilo con sabor clásico,  a casas tradicionales, en ocasiones casas de campo, y a la apuesta por materiales sólidos, como la madera, el mármol y la piedra.

Si queréis llevar el estilo rústico al cuarto de baño, no tenéis más que seguir ese criterio, y el éxito está garantizado. Sin embargo, como no queremos que todo se quede en palabras, qué mejor que poner algún ejemplo que cuarto de baño que rezume por los cuatro costados este estilo, ¿no os parece?

La imagen con la que comienza el post, es un estupendo ejemplo de cuarto de baño rústico, con detalles como la pared de piedra, la madera del techo, o la encimera blanca de mármol para el lavabo, o incluso una lámpara con sabor añejo.

Precisamente, esta es otra perspectiva de ese mismo cuarto de baño rústico, para que veáis el detalle de la puerta también de madera maciza, y cómo de bien queda la lámpara encendida, dotándole si cabe de mayor encanto al conjunto.

 

Por último, esta imagen corresponde a otro ejemplo diferente de cuarto de baño rústico porque nos gusta enseñar también la variedad en posibilidades. En este caso, el toque rústico es gracias a esa encimera de mármol jaspeado, a la maceta con plantas, y a la ventana de sabor clásico, con u marco en un intenso color blanco,  y su detalle de adorno con motivos de filigranas.

Etiquetas: