Manualidades

Botellas como floreros para decorar

bottle fault on white background

Hay objetos que son muy cotidianos y que, cuando se les ha dado uso, van a parar a la basura, cuando realmente, se les puede dar un uso para decorar si se le da rienda suelta a la creatividad. Las botellas, por ejemplo, en lugar de ser tiradas, pueden usarse perfectamente para decorar, así que os proponemos una manualidad con ellas.

Si tenéis por casa botellas de cristal o de vidrio (como ya dijimos hablando de muebles de vidrio, este elemento queda bien para decorar), las típicas que se usan para almacenar agua, mosto, vino u otras bebidas, en lugar de tirarlas una vez queden vacías, podríais usarlas para convertirlas en floreros para decorar. ¿no os parece una buena idea? Os contamos cómo hacer esta manualidad.

Es cierto que, usar las botellas tal cual son como botellas para decorar, puede resultar algo bastante soso y monótono, y es por eso por lo que jugar con los colores, puede cambiar mucho su aspecto y ofrecer un aspecto muy vistoso y alegre. Por eso, lo que vais a necesitar principalmente como material, son pinturas, bien sean pinturas de las que se usan para las paredes, o témperas. La elección es totalmente vuestra. Luego, con una jeringuilla, un recipiente y agua, tenéis todo para poneros manos a la obra.

El recipiente lo tenéis que usar para echar pintura de uno o varios colores en él (si usáis varios podéis generar diferentes tonalidades y otros colores, logrando que decorar con estos floreros resulte más variado y vistoso). Tendréis que diluir la pintura con un poco de agua, aunque sed muy cuidadosos con no pasaros con ella, o no os quedará bien la manualidad.

La jeringuilla, simplemente sirve para absorber la disolución de agua y pintura en su interior y vaciarla dentro de la botella que queráis usar para decorar.  Con cien mililitros de disolución os bastará para una botella grande. Una vez que ya hayáis volcado el contenido en la botella con la jeringuilla, moved la botella hasta que la pintura haya pasado por toda la superficie de la misma.

Después, sólo queda que dejéis la botella al revés en un trapo, papel o cualquier cosa que no os importe ensuciar. De esta forma, se irá el exceso de pintura sobrante. Tras aproximadamente dos días, la pintura se secará y tendréis vuestro colorido florero para decorar. Como veis, es sencillo, y podéis decorar con botellas-florero de colores que se adapten a cualquier tipo de estilo y estancia.