Manualidades

Cajas de madera recicladas

Seguro que tienes en casa cajas de madera de la fruta o de vino. Pues bien en vez de tirarlas puedes aprovecharlas y reciclarlas para tener un nuevo uso, como por ejemplo una cesta de picnic o un cajón para la costura. Te explicamos que pasos debes seguir para conseguir cajas de madera recicladas.

Dependiendo a lo que las vayas a destinar puedes necesitar más o menos materiales. Por ejemplo para reciclar la caja y convertirla en una cesta de picnic, vas a necesitar una lija, pintura -del color que mejor te parezca-, una brocha, un listón de madera que puedas conseguir de otra caja para hacer el asa, pegamento y tela para forrar la caja por dentro. Lo primero que tienes que hacer es limpiar y lijar la caja para que quede lo más uniforme posible. Después debes pegar el listón de madera en el centro a modo de asa. Una vez que esté seco el pegamento, comienza a pintar la caja, siempre en la misma dirección para que no se noten los trazos.

A continuación introduce la tela dentro de la caja, adaptándola al fondo y marcándola con alfileres, córtala dejando unos 2 cm de más para el dobladillo. Seguidamente cose el dobladillo y  para terminar cose en las esquinas unas tiras de tela para atarlas a la caja con una lazada. Ya está lista la cesta de picnic podrás meter dentro todo lo que necesites para salir a merendar al campo.

Caja de madera reciclada

Una cesta para el baño

Otro uso al que se puede destinar la caja de madera, es como cesta para las cosas del baño. En este caso bastaría con pintar la caja de un color que nos guste o que combine con los colores de nuestro baño. Podrás meter dentro los utensilios del baño y le dará un aire más rústico al cuarto de baño.

Cesta de costura

Una utilidad que vendrá muy bien para tener todos los objetos guardados y organizados es como cesta de costura. Podremos guardar los hilos, los botones, las agujas, etc… En este caso sería recomendable hacer separaciones para poder tener todo más organizado. Podemos forrar la caja por dentro con tela siguiendo los pasos del primer ejemplo y forrar las separaciones con tela, que puede pegarse fácilmente sin necesidad de coser. Podemos pintar la caja o bien dejarla color madera natural dependiendo de lo que más nos guste.

Cesta para costura

En definitiva, varios usos que pueden darse a las cajas de madera que ya no vamos a utilizar y que permiten que tengamos nuestra casa más organizada.