Complementos

Claves para poco espacio: cojines y almohadones

¿Cómo lograr un ambiente atractivo en un espacio reducido y sin grandes gastos? Una de las estrategias más efectivas para lograr un espacio equilibrado, con juegos de color y lleno de formas y texturas, es colocar almohadones y cojines.

Los almohadones suponen diversas ventajas: pueden renovarse con un cambio de fundas, vienen en todos los tamaños y formas, y nunca pasan de moda, ni resultan excesivos.

La clave está en saber acomodarles: dispersos sobre los sofás o la alfombra, apilados sobre sillas, ocupando el lugar de sillas y sillones, separando ambientes, revistiendo de color, comodidad y seguridad las habitaciones infantiles.

Como complemento, los cojines y almohadones cumplen diversas funciones
en cuanto a la decoración en sí misma: desde aportar acentos de color que iluminen una habitación conservadora hasta aquellos estampados y motivos que jueguen y repitan los temas de un ambiente.

Cojines y almohadones son, sin duda, un complemento al que podemos delegar todo el protagonismo.

Imagen: BHG