Complementos

Cojines como complementos decorativos

Old grunge room

Un accesorio muy simple y que puede llegar a realzar una bonita decoración es el cojín.

Estos complementos decorativos son capaces de cambiar un lugar de ambiente aportando todo un encanto y personalidad propias. A ello se le une la comodidad que ofrece y su utilidad.

No es un accesorio imprescindible, pero llega a otorgar un toque con personalidad, dependiendo del momento, lugar, funcionalidad, etc ,que se quiera lograr o que resulte necesario. Es una manera de crear un ambiente utilizando variados temas como románticos, infantiles, hogareños…

Una cultura que utiliza mucho estos complementos decorativos es la asiática. Los hindús son muy aficionados a los textiles fabricados en seda, los cuales acompañan con mucho brillo. Esta civilización se distingue precisamente por su particular estilo estampado en esta clase de complemento textil.

Una buena idea es crear tu propio estilo, ya que puedes fabricarlos tú mismo. Los cojines bordados tanto a mano como a máquina quedan de lo más bonitos en la decoración. Se les puede añadir todo tipo de dibujos en fieltro, cuadros, rayas, geometrías… variadísimas maneras de decorar a través de un complemento tan sencillo.

Un buen truco es realizar varias fundas para aplicar la que más nos convenga en el momento, por ejemplo, con motivos navideños, veraniegos, otoñales, etc, dependiendo de la época del año. Este tipo de fundas son muy sencillas de realizar y cambiar, pues la tela se sujeta a través de lazos, algo que resulta muy cómodo para lavar y tenerlos siempre impecables.

En cuanto a la forma y tamaño también son muy variables, todo depende del lugar en donde colocarlos. Hay para todos los gustos, aunque mayormente suelen ser cuadrados por ofrecer mayor comodidad en su utilidad, pero los redondos también se utilizan, sobre todo en lugares donde se necesita sentarse en el suelo como las habitaciones de los niños o en la mesa baja del salón.