Estilos

Color blocking para decorar

living room

Sin duda, el color, es algo de lo que más posibilidades y juego da en el mundo de la decoración. Cada manera y estilo de decorar, suele tener unos colores asociados, pero, lo cierto es que incluso hay técnicas de color con nombre propio que dan una idea de su importancia y validez, como es el caso del color blocking. 

El color blocking no es algo que haya nacido en el mundo de la decoración para decorar. De hecho, más bien, viene del mundo de la moda y la ropa. Para que nos entendáis, practicar color blocking al vestir, vendría a ser vestirse con mezclas de prendas de colores llamativos.

Trasladando eso al mundo de la decoración, poner en práctica el color blocking en el mundo de la decoración, significaría, usar en las paredes, o en los objetos de una misma estancia, un conjunto de colores llamativos.

¿Os estáis preguntando por qué usar el color blocking en vuestras casas? La respuesta es simple. Porque crea un resultado atípico y lleno de frescura y vitalidad. Esta imagen que os dejamos a continuación, podría ser un ejemplo de color blocking.

Aún así, os advertimos que ese e de los efectos más moderados que se persiguen en el color blocking, y es que la idea, es que, a más llamativo y más mezclado, mejor. Entre los colores vivos más adecuados para esta práctica, podríamos poner como ejemplos el amarillo, el rojo, el naranja, el lila, o el verde.

Ahí, lo habéis visto aplicado con prudencia a un salón, pero recordad que el color blocking no está fuera de lugar en ninguna de las estancias de vuestra casa. Si decidís experimentar con esta práctica, vais a disfrutar mucho con el estallido de color logrado, y seguro que os convertiréis en la envidia y ejemplo a seguir de más de una persona.