Complementos

Cómo decorar con alfombras

alfombra

Hay quien son unos apasionados de las alfombras, pues estas llegan a ser un gran complemento en la decoración, aportan una gran personalidad al ambiente.

Los dibujos de esta pieza decorativa dan mucho juego al lugar en donde se sitúa. Se pueden escoger según el gusto y la personalidad. Flores, geometrías, símbolos, etc, son ideales para pisos de chicas sin pareja, siendo el lugar ideal para colocarse debajo de las mesas bajas de los salones o debajo de los taburetes en las cocinas.

Si la estancia es de un solo color, hemos de llevar cuidado en cuanto a la combinación. Por ejemplo, si los muebles son todos blancos, la forma ideal de decorar con alfombras será una colorida, de esta forma realizará un contraste muy rompedor, original y lleno de vivacidad. El lugar más aconsejable donde colocarla es en el pasillo, esto dará un bonito contraste y una gran utilidad para todo aquel que entra y necesita limpiar sus zapatos.

Una de las alfombras más aprovechadas en una casa es la que se sitúa en las habitaciones de los niños, pues ejercen una gran comodidad a la hora de jugar,, incluso hay decoradas con juegos, completadas con cojines que sirven de asiento, etc, toda una originalidad que permite dar rienda suelta a la imaginación en sus actividades, ofreciendo una gran solución para evitar que se sienten en el suelo.

En cuanto al tamaño depende de la estancia. Las más pequeñas se utilizan para su colocación en mesas reducidas de trabajo, debajo del asiento del ordenador, en el hueco inferior de la mesa, etc. Aquí se juega con los tonos, pues si es colorida y viva, aporta alegría, dando un resultado de funcionalidad y diversión al lugar.

Un consejo es que siempre se ha de romper la monotonía, es decir, romper el tipo de decoración que rodea este complemento decorativo. Alejarse de la rutina es un punto que persiguen los especialistas en decoración.