Espacios

Cómo decorar una habitación infantil

Children's room

Para decorar la habitación del peque de la casa hay que tener en cuenta varios aspectos que nos pueden ayudar en este trabajo.

Hay que fijarse en muebles, accesorios, colores… todo adecuado con su edad y gustos.

Lo primero que hay que hacer es administrar el espacio. Un niño necesita tener un lugar de juegos para realizar sus actividades, jugar, pintar… una buena idea es pintar este rincón con pintura de pizarra. Este tipo de pintura resulta muy útil para evitar las pintadas en la pared que a los niños les encanta realizar. De esta forma no tendremos miedo a que estropeen la decoración con sus dibujos “artísticos”, el niño estará encantado y los papás todavía más.

Los colores juegan un papel básico en la decoración, con ellos se recrea el ambiente que deseemos. Los tonos pálidos dan sensación visual de más espacio, con ello podemos colocar muchos más objetos en las paredes, tanto colgados como pegados a ellas.

Una pared de color diferente es un buen detalle decorativo para dar protagonismo a un lugar especial, se adquiere así más dinámica y rompe el contraste aportando más variedad.

Los muebles en una habitación infantil son un aspecto importante por la precaución. Hemos de tener en cuenta que el niño juega sin cerciorarse de los peligros, por ello estantes y repisas han de estar altos con objetos que no deben coger y colocar los utensilios que han de usar en lugares más bajos como mesas, librerías, muebles bajos…los cuales también son necesarios para educar al niño sobre el orden y la organización. Para lograr este aspecto, los muebles que han de utilizar para guardar juguetes u objetos de sus actividades pueden llevar ruedas para que el niño los transporte de un lugar a otro con comodidad. Los bordes y cantos en las habitaciones de los niños han de ser redondeados y estar bien sujetos para que no caigan si se apoyan demasiado.