Complementos

Cómo elegir la mejor almohada

Cómo elegir la mejor almohada

La elección de una almohada no es algo que deba tomarse a la ligera: de ella depende no sólo una buena noche de descanso; también favorece la salud de tu cuello y de tu espina dorsal. He aquí algunas claves para elegir la mejor almohada.

1. Considera tu manera de dormir

Antes de elegir una almohada, piensa en cómo duermes. Cuál es la posición que adoptas, la que te resulta más confortable y le sienta mejor a tu descanso. Importa, ante todo, si duermes de costado u en posición horizontal.

Si duermes de costado, necesitas una almohada con suficiente superficie para llenar el espacio entre tu hombro, cuello y cabeza.

Si duermes sobre tu espalda, requiere de una almohada delgada, que de soporte a tu cuello.

Si duermes sobre tu estómago, necesitas algo mucho más delgado.

2. Considera tu colchón.

Toma en cuenta la superficie sobre la que duermes: la mejor almohada ortopédica es inútil sobre una cama muy dura o muy suave. Almohada y soporte trabajane n conjunto para tu descanso.

Continúa | Cómo elegir la mejor almohada (II)