EspaciosIdeas

Cómo ganar más luz en la cocina

Hay veces en las que al adquirir una vivienda no se tiene en cuenta del todo la luz que recibe, la orientación, si recibe más luz por la mañana o por la tarde, y cuando realmente se es consciente de todo esto es cuando ya se está viviendo en la casa y no puede hacerse nada. Aunque sí que existen algunos trucos para conseguir ganar luz por ejemplo en la cocina.

A continuación te dejamos algunos consejos que se pueden aplicar en la cocina para conseguir sencillos para conseguir tener más luz en este espacio:

Elige los muebles blancos: El color blanco refleja hasta el ochenta por ciento de la luz. Combinado con un acabado brillante, el efecto rebote de la luz será mayor. Para dar mayor calidez ya que los muebles blancos resultan algo fríos, incorpora la encimera de un color más oscuro o de madera.

Cocina blanca

Distribuye a favor de la luz: Coloca los muebles de forma que no entorpezcan el paso de la luz, a un lado de la ventana o a ambos lados en paralelo. Escoge una carpintería blanca y evita en la medida de lo posible poner cortinas.

Elimina puertas y pon espejos: Si se dispone de una buena extracción de humos y de olores y una buena ventilación elimina la puerta de la cocina. Coloca espejos cerca de ventanas y lámparas para que reflejen la luz.

Incorpora el tendedero: Además de ganar espacio útil dentro de la cocina, multiplica la luz natural porque al eliminar los muros de separación el espacio se vuelve más luminoso. Si también escoges  un cerramiento con el máximo de metros acristalados y apenas lo vistes la sensación de luminosidad será mayor.

Agranda las ventanas: Aunque no siempre es posible es la solución más efectiva para ganar luz. Merece la pena aunque sean ventanas de cristal fijo que no se puede abrir, ya que habrá más hueco por donde entrar la luz. Si además se aprovecha para ganar espacio es recomendable colocarlas correderas u oscilobatientes.

Cocina con gran ventana

Separa con paneles móviles: Un panel móvil o una puerta corredera no solamente sirve para ganar más espacio, también luminosidad porque al deslizarse de un lado al otro o empotrarse en el tabique, deja grandes vanos por los que la luz entra libremente.

Apuesta por revestimientos claros: En combinación con el primer consejo de escoger muebles blancos también ocurre lo mismo con los revestimientos, los colores claros reflejan la luz multiplicándola. También es importante vestir de forma ligera las ventanas.