Iluminación

Cómo iluminar cada ambiente adecuadamente

Cada zona de la casa requiere de un tipo de iluminación distinto, por ello es conveniente escoger adecuadamente la luz para cada rincón y conseguir el ambiente perfecto para cada lugar.

La iluminación supone uno de los aspectos más importantes en la decoración de una casa. En primer lugar debe ser práctica y a la vez estar bien estudiada para crear el ambiente idóneo que se busca para cada habitación. Hay que tener en cuenta aspectos importantes, como la intensidad de la luz que se necesita, los colores de las paredes, los muebles y tapicerías del cuarto en cuestión y sobre todo la distribución de los puntos de luz en paredes y techos, por ello cada zona de la casa requiere una iluminación distinta.

Iluminación perfecta para el salón

Para iluminar correctamente el salón deben instalarse tres tipos de luces, la iluminación general que viene dada por los focos o lámparas de techo, la luz ambiente con lámparas de sobremesa junto a los sofás y la iluminación puntual en diversas áreas, como por ejemplo apliques iluminando cuadros o luces para iluminar librerías.

Iluminación salón

Iluminación en librerías

Se trataría de una iluminación secundaria pero que puede crear un ambiente bastante acogedor. Puede conseguirse con unos focos bajo las baldas, con linestras alargadas que se pueden ocultar en el interior de las baldas o con apliques extensibles a los lados de la librería o sujetos a la estructura del mueble, que resultan muy prácticos pues al ser extensibles pueden acercarse donde se necesite y crear un acogedor rincón de lectura.

Iluminación en librería

Iluminación en un rincón de lectura

Para disponer de una buena iluminación en este lugar, nada mejor que una lámpara de pie al lado del asiento y si es direccional mejor que mejor. También puede conseguirse si se dispone de una mesa al lado del asiento con una lámpara de sobremesa, ya que también será útil para dejar una bandeja con bebidas o los libros de la lectura.

El tipo de lámpara y diseño dependerá de los gustos del usuario y del tipo de decoración de cada estancia.