ComplementosIluminación

Cómo iluminar un ambiente

No sólo basta con una buena lámpara para iluminar una habitación. La luz es un elemento de confort y ambientación que debe explotarse para consolidar un ambiente donde cada color, textura y detalle resalte en su justa medida y la mirada se encuentre a sus anchas.

Como Iluminar Un Ambiente

1. Mezcla luz directa con una iluminación generalizada

Nunca concentres la luz en una sola fuente. Combina luces de techo con luz natural y lámparas de pie y otras fuentes de luz ambiental, combinando intensidades según el uso y la necesidad.

2. Aplica luz tenue en las zonas oscuras

Dentro de los armarios o en zonas donde la luz ambiental se ve disminuida por accidentes arquitectónicos (rincones, pasillos, vestíbulos), usa luces tenues que  encenderás cuando esa área sea utilizada. De ese modo, al no emplear una luz intensa, no se rompe la quietud y la armonía del ambiente iluminado en derredor, ni te lastimas la mirada.

3. Usa lámparas de pie para separar zonas en el ambiente

Por practicidad y para distribuir mejor el espacio, usa lámparas de pie para separar zonas de trabajo, estudio, lectura o reunión en un ambiente: un escritorio, la libreria, un sofá, una mesita de juegos…

4. Destaca con luce directas piezas de arte o colecciones

Tal y como hacen las galerías de arte, ilumina directamente sobre objetos, cuadros y piezas que quieras resaltar sobre una pared, una mesa o incluso una repisa. Eso sí: considera de antemano los efectos que la temperatura y el impacto de una luz intensan tendrán sobre tus colecciones.

5. Elige luces de intensidad variable

Es una inversión, pero puede resolver de una sola vez tus problemas de iluminación. Este tipo de luces varia el efecto general de las lámparas de techo. Pueden pasar de una luz intensa a una tenúe y romántica. También significan un notable ahorro en tu factura.

Fuente | Freshome