Complementos

Cómo organizar el armario

Cómo organizar el armario

El orden es la regla elemental de la buena decoración. Toda estética interiorista parte de la organización. Uno de los grandes retos decorativos es, sin duda, la organización de los armarios. No hay armario ni ropero que no vivan en el caos. Y si se trata del armario de una habitación infantil… pues mejor no hablar.

He aquí una serie de sencillas claves para tener tus armarios en perfecto orden siempre.

Respeta las estaciones. Para que tus armario estén en perfecto orden, ten a la mano lo que se usa en la estación en curso, colgado de los ganchos y a la vista en las gavetas, pero guarda todo aquello que sea parte del guardarropas de las estaciones restantes. Así, ahorras espacio, y haces un uso inteligente de tus armarios.

Usa complementos. Para que tu armario ofrezca más espacio útil, usa en él complementos que le den más funciones: cajoneras, cajas, canastas, ganchos, bolsas, zapateras… De ese modo, puedes disponer del armario para guardar algo más que ropa, y tenerlo todo a la mano y bien organizado.

Haz el armario de los niños a su medida. Para que los niños tengan sus cosas bien apiladas dentro de su armario, tienes que hacer de ese su armario, haciendo que sea más sencillo de usar para ellos: cambia sus dimensiones, coloca barras y ganchos a su altura, escaleritas para alcanzar cajones; destina un espacio para mochilas y uniformes escolares; si se trata de una armario compartido, destina un para cada niño y sobre todo dale un aspecto al gusto de los pequeños.