ComplementosIdeas

Cómo vestir ventanas (II)

La barra clásica


camo-vestir-ventanas-ii

Los cortineros en forma de barra son la mejor solución para todo tipo de ventanas en el que se desee un aire clásico. Además de que las barras suponen un sistema muy sencillo de plegar y desplegar las cortinas, sin ganchos ni complicaciones. La mejor alternativa: usar tres cortinas en panel, con una al centro, para crear un suntuoso ambiente propio para la ventana.

Para ventanas estrechas


camo-vestir-ventanas-ii-2

Cortinas estrechas a cada lado de la cortina, de caída larga y bien corridas hacia los extremos, para ampliar con su ancho la ventana, y dando una presencia más imponente con su largo.

Ventanas dobles


camo-vestir-ventanas-ii-3

Para un juego de dos ventanas paralelas, incluye entre ambas cuadros ordenados asimétricamente, y usa cortinas que se sostengan en lo alto de la ventana con un lazo en los extremos opuestos, y formando atractivas cascadas con la tela.

Ventana individual


camo-vestir-ventanas-ii-4
Si sólo cuentas con una ventana en la pared, y quieres realzarla, usa la doble cascada: una cortina sobre la obra. La primera, corrida hacia un extremo, y la segunda levantada parcialmente con un lazo, y formando una casada amplía sobre el cuerpo de la ventana.

Fuente | BHG