Manualidades

Cuadro de botones para decorar

Colorful buttons heart

Saberse unos cuantos trucos en forma de manualidades, es algo que viene genial para decorar. A nosotros, nos encanta contribuir a que construyáis vuestro propio repertorio, así que, para que podáis añadir otra manualidad a vuestra colección, os proponemos un ejemplo de cómo se puede decorar con un cuadro hecho de botones.

Hacer un cuadro de botones, es una manualidad muy sencilla, divertida, y barata, y, además, queda genial en cualquier casa. Si queréis hacer uno o varios cuadros con botones, tan sólo vais a necesitar como materiales un marco, tela del color que más os guste, un buen puñado de botones, y loctite.

El proceso para hacer un cuadro de este tipo, es realmente simple. Lo primero, es introducir un trozo de tela del color elegido y del tamaño adecuado dentro del marco. Después, tenéis que pegar los botones sobre la tela, usando para ello el loctite, y, finalmente, dejar que se seque el loctite para que queden bien pegados los botones antes de colgar el cuadro en la pared. Como veis, no tiene ningún misterio.

Podéis hacer desde algo serio, con temática madura y con los colores justos, o algo más desenfadado y colorido que se amolde más a una habitación para niños. Tan solo tendréis que elegir qué colores queréis y qué forma queréis dar a la distribución de botones.

En este primer ejemplo, los botones se usarían para hacer de marco de foto, por lo que, o bien podéis dejar el resto de tela libre, o pegar ahí una foto de vuestras preferidas. Por el contrario, en el ejemplo que veis justo abajo de estas líneas, los botones se usan para crear una bonita forma, en este caso, un corazón. Cómo no, podréis crear las formas que vuestra imaginación os sugiera. ¡En poco tiempo, habréis conseguido un cuadro con botones increíble!