Complementos

Decora con telas: fácil y económico

Las telas son, sin duda, las encargadas de vestir la casa acorde con cada estación. Abrigan, dan frescura, matizan la luz… Ofrecen diversas temperaturas y estados de ánimo que reinventan los ambientes, sin realizar cambios en el mobiliario.

Las telas son la manera más sencilla y económica de renovar la decoración. Estas son algunas ideas para explotar su encanto sin complicaciones.

Un cabecero de patchwork

El patchwork es la manera más atractiva de reciclar la retacería, y si los trozos que te han ido quedando hacen juego con tus cubrecamas, ¿por qué no invertir un poco de esfuerzo en crear una atractiva funda para el cabecero.

 

Forrar viejas sillas

Una sencillas fundas en tela darán una nueva vida a la silla más estropeada. Te ahorras al carpintero, la pintura y la espera, y logras un encanto tradicional en tu comedor.

Cortinas miniatura


Si no tienen suficiente tela para hacer unas cortinas que cubran tu ventana, no te preocupes: puedes apostar por el término medio. Unas cortinas que a la vez oculten la intimidad de la casa, aticen la luz y realcen la ventana. Hazlas a medio tamaño. y cuélgalas justo a la mitad de la ventana.


Viste el bajo de un mueble
Si quieres revitalizar un mueble sin mucho atractivo, puedes usar una cortinas usadas o algún sobrante de tela, siempre a juego con el color del mueble, y revestir su parte inferior como una cortina. Quedará irreconocible y vital.

Reviste una lámpara con estilo
Forra con una tela resistente el pie y la pantalla de una lámpara. Usa la misma tela, o emplea dos estilos a juego.

 

 

Haz unos encantadores pies de copa
Si tienes unos aretes de marco y una tela que quieres aprovechar, corta cuadros de tela que ajusten con los marcos, colócalos y cuelga los pendientes del pie de copas en alguna cena especial.

 

 

 

 

Almohadas con encaje
Coloca tiras de encaje en los bordes de una almohada, o como un detalle esquinado.

Una clave: coloca dos franjas.

 

 

 

 

Crea un gabinete vintage
Si tienes un gabinete al que faltan los cristales, coloca en su lugar dos paneles de tela. La mezcla de tela y madera creará un conjunto irresistible.

 

Encantadores cubiertas de silla
Una idea para reciclar paños o pañuelos: revestido con encaje o moños, pueden usarse como cubiertas de las sillas, colocados en diagonal en lo alto de los respaldos.

Fundas en sobre
Si quieres revitalizar tus almohadones, he aquí una idea para dar un giro especial a las fundas: una pestaña con ojal, que asegure la funda como si se tratase de un sobre.

 

 

 

 

Detalles decorativos
Si tienes trozos muy acotados de una tela con estampados que te gusten, no hay razón para desecharlos: recorta sus estampados y colócalos como motivos de una cuadro o en el frente de sobre e invitaciones.

Esferas forradas
Si tienes una gran variedad de tramos de tela, y cuentan con algunas esferas (desde adornos navideños hasta pelotas), una forma de crear un atractivo centro de mesa es forrarlas y después disponerlas en una canasta, desplegando su colorido y variedad.