Ideas

Decorar con cortinas románticas tu boda

Decorar con cortinas románticas tu boda

Cortinas románticas y creativas para embellecer la decoración de tu boda.

Para embellecer el lugar de recepción de tu boda, la zona del jardín o el salón de baile, una idea muy romántica es añadir cortinas grandes y  elegantes, ya que da mucho juego a la decoración de ese día tan especial. Las cortinas atípicas muestran un romance y un encanto absoluto para una boda intimista. En este caso, no voy a hablar del modelo de cortina o que clase de tela debe tener, sino pequeños detalles que podrás incorporar para darle originalidad y mucho gusto a la cortina. Vamos a ver algunos ejemplos para triunfar en la decoración.

Cortinas de nieve

Durante la recepción, podrás darle un toque de lluvia o nieve a tus cortinas. Es muy fácil, tan solo tendrás que incorporar a las tradicionales cortinas de las puertas o ventanas del salón, unas pequeñas borlas del mismo color. Esto creará la magia.

Cortinas de plumas

Suspendida verticalmente en una sola cuerda, puedes colgar guirnaldas de plumas blancas en serie, que  acentúan la decoración de la boda con una deliciosa y sofisticada nota de luz y de ligereza. Es elegante, sutil y muy barato.

Cortinas de flores

Coge flores artificiales, y únelas en guirnaldas por docenas. Si la recepción de la boda se lleva a cabo al aire libre, pasa cada una de estas guirnaldas por las ramas de un árbol o por la carpa,  de manera que formen una cortina rústica que volará un poco con la brisa. En el interior, puedes seguir el mismo camino alrededor de las ventanas. Intensamente romántico.

Cortinas de origami

Las creaciones de origami de papel se cuentan por cientos, y colgando en una guirnalda o directamente incrustadas en las cortinas para tu boda, darán un toque romántico, original y divertido, mezclado con el buen gusto. Con una condición: el uso de papel blanco y sólo centrarse formas poéticas (corazones, flores, mariposas, arco, aves…), propios de un día tan especial como es tu boda.

Cortinas con cintas

Cintas de color pastel suspendidas en un soporte horizontal de tono alto donde se cuelga una cortina finamente tallada. Un detalle muy sencillo, discreto, fácil y fino, digno de una boda muy elegante.