Complementos

Diseñando tu propio escritorio

Diseñando tu propio escritorio

Cuando la creatividad y el ingenio se dan la mano es posible decorar cualquier ambiente de tu casa con muebles realmente encantadores y con estilo propio. Solo necesitas un poco de inspiración, y muchas ganas de alcanzar cada uno de tus objetivos. Lo demás es cuestión de esforzarnos un poco y hacer lucir hermoso lo que antes era un simple mueble que poca ayuda nos daba.

Inventemos un escritorio

Imagina que necesitas un escritorio para tu espacio de trabajo o para el cuarto de tus hijos. Con la crisis no es momento de estar gastando más de lo debido, y mucho menos en algo que bien puedes hacer con tus propias manos y con cosas que ya tienes en casa. Para hacer un moderno y cómodo escritorio solo necesitarás una estantería común y corriente a la que le quitarás las baldas inferiores. También debes conseguir una pequeña mesa de cocina que encaje justo en el espacio de la estantería y a la que deberás cortar a medida para que sobresalga lo necesario.

Simple, práctico y creativo

Con ese corte eliminarás las patas traseras de la mesa, luego fijarás la mesa a la estantería y finalmente la estantería a la pared. Cuida que esto último esté bien hecho y reforzado para evitar todo tipo de accidentes por un vuelco que podría producirse. Píntalo del color que más te guste y que acompañe el resto de la decoración del espacio donde colocarás este nuevo escritorio. Coloca en los estantes superiores los libros o complementos de trabajo que necesitas tener a mano y sobre la mesa el ordenador y todo lo que usas para trabajar. No olvides colocar enganchado en un estante un aplique de luz dirigible, le dará un toque especial y te brindará más luz para las noches de trabajo.