Complementos

El encanto de la cerámica victoriana

bowl1.thumbnail

Una de los estilos decorativos más refinados y atractivos es el que proviene de la época vitoriana. Una tendencia inglesa que llevó a los ostentosos salones de madera, cristales cortados y telas pesadas los leves encantos del campo inglés con un toque de naturalismo. Los fosiles, los insectos, las hojas de ampulosas nervaduras encontrarán su lugar entre la flema inglesa.

Hoy en día es posible obtener un poco de esa mezcla sabor de antaño y amor por la naturaleza gracias a la diseñadora inglesa Laura Zindel y su colección de cerámica grabada inspirada en los Anaqueles de la Curiosidad: muebles acristalados en los que exhibían los tesoros naturalistas de las familias victorianas que incluían desde caracolas hasta bocetos de la flora y la fauna.

Bugs

Laura Zindel realiza estudios de impactante realismo y después los graba sobre sus platos, platones, fuentes y vasos de cerámica, logrando un resultado suntuoso y a la vez fresco. El toque natural que impone una nota de candor en el siempre señorial servicio de porcelana.

Para Laura Zindel, su trabajo tiene el mismo fin que el de los Anaqueles de la Curiosidad: combinar la excentricidad de la ciencia con el legado familiar. Su cerámica no tiene ningún grado de toxicidad, y cada pieza se cotiza por encima de las 100 libras.