Estilos

El estilo minimalista: menos es más

Depositphotos_20233629_original

El interiorismo minimalista bien podría estar inspirado por el estilo de vida japonés y su cultura zen, que transmite serenidad y pureza. Mucha gente confía en este estilo para organizar, decorar e incluso construir sus hogares, lo que le ha hecho ganar popularidad y que sea toda una referencia de decoración moderna. El minimalismo se caracteriza por la simplicidad, siempre centrándose en lo esencial y necesario y desechando lo pomposo y barroco. Recuerda que menos es más y, en ocasiones, es necesario prescindir de los elementos decorativos que sobran y centrarnos en aspectos como la funcionalidad o la amplitud.

El lugar cumbre de la arquitectura minimalista es, por excelencia, la ciudad de Nueva York, que debido al reducido tamaño de sus viviendas y al gran número de habitantes por metro cuadrado con el que cuenta, ha tomado de este estilo como referencia. El interiorismo minimalista nos ayuda a dar sensación de amplitud a cualquier estancia, sin importar cuán pequeña sea.

Los materiales más utilizados para este tipo de decoración son el vidrio, la madera o la piedra. En cuanto a las composiciones más usadas para crear este ambiente minimalista predominan las lineas rectas y formas verticales. Asimismo, se tiende a la monocromía y a los tonos claros y suaves, creando armonía y, por lo general, siempre busca aprovechar la luz lo máximo posible y crear espacios claros e iluminados. También se recurre mucho a las transparencias en este tipo de decoración de interiores.

Deshazte de la decoración innecesaria y céntrate en su funcionalidad y en ganar amplitud en tu hogar. Si aún no has probado el interiorismo minimalista en, al menos, una estancia de tu casa, atrévete y comienza ahora. Notarás, no sólo un cambio estético, si no también un cambio en el ambiente y en las vibraciones de tu casa.