Estilos

El sofá que más va contigo

Sofa with plants

El sofá es uno de los muebles clave de cualquier hogar, dónde pasamos la mayor parte del tiempo ya sea viendo la tele, hablando por teléfono, leyendo, con el ordenador, descansando, o incluso abriendo y disfrutando de nuestros regalos de Reyes… Podríamos decir que el sofá es el alma de la casa y, en muchas ocasiones, dice mucho de sus dueños.

El mercado nos ofrece una gran variedad de sofás de muchos estilos y tamaños distintos. Por lo general, cuando vamos a elegir el nuestro lo primero que tenemos en cuenta es el número de personas que lo van a utilizar diariamente, es decir, las personas con las que vivimos, para que haya un lugar para cada uno. Así decidimos que tamaño de sofá nos se adapta más a nuestro hogar.

En cuanto a la forma, recuerda ser práctico y tener en cuenta cómo es y el espacio con el que cuenta la estancia en la que vas a ubicarlo. En muchas ocasiones, el tamaño y la forma también dependerá mucho de nuestras costumbres o de cómo utilizamos la estancia en cuestión. Podemos encontrar sofás con chaise longe, que son bastante alargados y estrechos, muy modernos y cosmopolitas. Por otro lado están los sofás 3+2, los cuales podemos colocar en forma de L y quedan perfectos en estancias más cuadradas, mientras que los sofás en línea son ideales para espacios más estrechos o en los que es más difícil reorganizar el espacio.

Part of the modern interior with sofa

 

En cuanto a la tapicería, los sofás de piel con efecto desgastado se han convertido en tendencia y muchos cuentan ya uno en su salón, como símbolo de estilo y comodidad. Otros tipos de tapicería son los textiles y los capitoné. Aquellos sofás que cuentan con una tapicería textil suelen ser lavables y muy resistentes al uso, mientras que los capitoné, aunque tienen una estética retro que le da personalidad a cualquier estancia en la que los ubiquemos, son algo más difíciles de limpiar y mantener.

Hay tantos estilos y tipos de sofás que elegir solo uno se convierte en una ardua tarea. Si ya tienes el que más va contigo y tu hogar, eres afortunado.

Etiquetas: