Estilos

Escoge bien las puertas de tu casa

Las puertas de una casa es un elemento que aunque no lo parezca, es bastante importante, no solamente por el aspecto y la decoración, sino porque determinados modelos pueden hacer que ahorremos bastante espacio. Hoy te descubrimos algunos modelos dependiendo de los materiales, el acabado o el sistema de apertura.

Si se dispone de poco espacio lo más recomendable son puertas deslizantes, de las cuales hay modelos que se desplazan sobre herrajes de acero y ganan hasta un metro cuadrado, o paneles de cristal, ya que el vidrio da sensación de amplitud, con modelos de color, transparentes o translúcidos.

Cuando se trata de un modelo no empotrado, es decir que se desliza por un carril visto o exterior, a esa pared no podrán adosarse muebles. Si se prefieren empotradas, hay opciones que comportan menos obra, como los premarcos metálicos que van preparados para alojar la hoja y sobre ellos se aplica el yeso. Los diseños pivotantes giran sobre un eje y permiten aperturas de hasta 180 grados, además sus cantos curvos ajustan mejor marco y hoja y aíslan más.

Puerta en salón

Puedes apostar por el diseño y la calidad

Las puertas huecas son más asequibles pero menos resistentes. Dan un buen resultado las de interior de aglomerado macizo revestidas con planchas de DM o chapadas de madera natural. Se encarecen alrededor de un diez por ciento si llevan mallas o hendiduras verticales u horizontales, pues su elaboración es más compleja. Las macizas aíslan mejor pero se pueden deformar con los cambios de temperatura, pesan más y son un 300% más caras. Conviene escoger diseños canteados en su perímetro con maderas nobles. Un detalle a tener en cuenta es que todo lo que se salga de los estándares de 62, 72, 82 cm de ancho y 203 o 211 cm de alto sube el precio.

Para terminar, lo último en acabados son maderas exóticas e incluso por las fibras vegetales, por ejemplo diseños con frentes inspirados en el ratán trenzado. Además existen modelos con frentes de texturas textiles suaves, de polipiel. Los acabados envejecidos o encerados van protegidos por una capa de barniz para que sean más resistentes. Por regla general personalizar las puertas puede encarecerlas un 40% y la opción más elaborada es el trabajo de marquetería. El cristal transparente u opaco también da mucho juego en las decoraciones actuales.