Manualidades

Hacer un columpio con palets

columpio con palets

¿Se os ocurre una idea mejor que divertirse haciendo manualidades y que encima sean para el ocio, el relax y la decoración al mismo tiempo? A nosotros no, y, como además nos encanta hacer propuestas con material reciclado, hoy os vamos a sugerir nada más y nada menos que un columpio con palets … y para interiores.

No nos vamos a engañar. Cuando alguien piensa en una casa con su propio columpio, lo más normal, es imaginar un columpio en el jardín. Pero ¿y por qué no tener un columpio en el interior de vuestra casa si contáis con espacio? si lo pensáis, mezcláis la posibilidad de ocio y diversión, con el calor y el confort de estar dentro del hogar si hace mal tiempo.

No nos vamos a extender desmontando el tópico de que un columpio es cosa de niños, porque eso ya lo hicimos cuando hablamos sobre decorar con un columpio. Como adelantábamos en la entrada de este artículo, nuestra propuesta es una manualidad de reciclado, así que nuestra propuesta de material principal, es el uso de palets.

En total, como material, os bastará con haceros con dos palets, lija, pintura, cuerda,cojines, martillo y clavos, y enganches para el techo, y unas cuerdas gruesas. Nuestra primera recomendación, es que para colocar los enganches y las cuerdas, recurráis a profesionales por cuestión de seguridad. El resto, queda en vuestras manos.

Para ponerse manos a la obra con el columpio, el primer paso es lijar los palets para eliminar astillas e imperfecciones. Tras eso, una capa de pintura y secado de la misma, pensando en un color que encaje con la tónica general de la estancia en la que vayáis a colocarlo.

Una vez completado ese proceso, algo laborioso pero simple, sólo tendréis que preocuparos por unir los palets usando clavos y martillo. Uno, hará las veces de respaldo, mientras que el otro, de asiento.

Cuando un profesional haya colgado vuestra estructura del techo, sólo os queda la parte más sencilla, colocar los cojines. A parte de hacer más bonito y cómodo el columpio, os permitirá seguir jugando con la decoración, buscando un efecto de contraste con la elección de colores de los mismos.

Y… ¡Ya está!, ahora sólo os queda sentaros en el columpio y disfrutar de él con su balanceo mientras cerráis los ojos o leéis un ratito leyendo.