Ideas

Impermeabiliza la terraza antes de las lluvias

La impermeabilización de las terrazas depende de si se tiene debajo otra terraza, otra vivienda o si es la cubierta del edificio. Hay que tener en cuenta todo ello para que no se produzcan goteras y pueda calarse al vecino de debajo. Es buen momento realizar estos trabajos ahora antes de que lleguen las lluvias del otoño.

Dependiendo de los casos ha de impermeabilizarse de una forma y otra, te explicamos cómo debes hacerlo en cada uno de ellos.

Si debajo hay otra terraza, en este caso debes instalar una lámina impermeabilizante -tela asfáltica o pinturas a base de resinas- sobre el forjado para protegerlo, y sobre esta, otra geotextil que la separe y proteja de la capa de mortero, que es la última que se coloca antes de instalar el suelo.

Si debajo hay otra vivienda, aquí antes de poner la lámina impermeabilizante, hay que realizar una base de mortero para formar una pendiente hacia el desagüe y así evitar problemas de evacuación de aguas.

Si es la cubierta de un edificio, para que esté bien protegida frente a lluvias, heladas, etc… debes poner una lámina asfáltica doble. Y asegúrate de que los sumideros, muros, barandillas, están bien hechos.

Terraza de un piso

Respecto al suelo que conviene colocar, puede ser de madera o de virutas de madera y resinas que resisten bien el sol y la humedad o de cerámico antideslizante y resistente a las heladas.

Por último hay que tener en cuenta unos cuantos detalles, como son no tapar el desagüe donde se sitúe la bajante. Es recomendable además limpiarlo una vez al año para evitar que se acumule suciedad y se produzcan atascos.

Igualmente es importante asegurarse de que existe un vierteaguas, si estas vierten por la fachada, evita que se filtren por el forjado y por lo tanto puedan producirse humedades. Si tu vivienda es unifamiliar, instala mejor un canalón con una bajante hasta el suelo.

Y para terminar, pinta la barandilla si está oxidada, aplícale una pintura anticorrosiva especial en la parte inferior para impedir que el agua o la humedad puedan filtrarse al forjado.