Complementos

La decoración con la televisión

La decoración con la televisión

En muchos hogares, la televisión es el corazón de la casa y toda la familia se reúne para momentos de convivencia. Así que para elegir el televisor y utilizarlo bien en tu sala de estar, aquí hay algunos errores a evitar con las pantallas.

No compres la pantalla demasiado grande

Es posible que no lo sepas, pero el tamaño de la pantalla se calculará de acuerdo con la distancia entre el televisor y el sofá. Así que si deseas instalar un televisor contra una pared a una distancia de 2,5 metros, puedes elegir una pantalla de 81 pulgadas en diagonal, ya que toma tres veces la diagonal de la pantalla para conseguir la mejor distancia. Si tienes una pequeña habitación, no hay necesidad de empezar en la compra de un televisor. Además del aspecto técnico ideales para la vista, también debes saber que se recomienda elegir una televisión que esté en armonía con el resto de la habitación. Esto sucederá si sigue la regla de diagonal x3.

No instales el televisor en cualquier habitación

Aunque se tiende a multiplicar las pantallas en el hogar, no se recomienda poner un televisor en la habitación. De hecho, las ondas emitidas por la televisión, incluso después de apagarla pueden interrumpir el sueño. Por otra parte, para descansar de manera adecuada, es mejor no quedarse dormido con la televisión o verla justo antes de acostarse. No colocar la televisión en la habitación mantiene el ritual necesario dormir y así evitar el insomnio, tal y como aconseja la técnica zen. Sin embargo, si se coloca una pantalla en la sala, asegúrate de que se puede ocultar con la instalación, por ejemplo, en un armario.

No hay que subestimar la comodidad

Cuando barajas la idea de instalar o no un televisor en la cocina o incluso en la sala de estar, ¡piensa primero en tu comodidad! Por ejemplo, será muy desagradable ver la televisión si debes girar la cabeza o si está demasiado dentro de la habitación. Esto requiere la instalación de la televisión desde el sofá para darte el máximo confort. Además, no instales el televisor frente a una ventana porque el sol y el brillo pueden obstaculizar la calidad de la imagen aun habiendo persianas, y tambien puede ser perjudicial para la vista.

No pases por alto la base del televisor

Por último, considera la instalación de tu televisor en un soporte dedicado a él o en una pieza de mobiliario que permite instalar el televisor a la altura adecuada, sino que también te permita almacenar todos los equipos relacionados con la TV. La forma más fácil es optar por un armario con puertas para que pueda alojar y ocultar los reproductores de DVD y cajas de internet. También, asegúrate de que el mobiliario tiene un ojal para facilitar la instalación de tu equipo de medios de comunicación. También ten en cuenta que el soporte de la TV puede convertirse en un aparador con modelos que incluyen estantes y cajones que puede ser muy práctico.