Iluminación

Luces para crear ambiente

Depositphotos_7936183_m

La iluminación es un punto clave en la decoración. Solo con el tono de una bombilla podemos crear una sensación u otra. La luz es indispensable, creemos espacios con ella.

La moda varía en decoración al igual que en cualquier otro sector, pero al margen de la lámpara decorativa que elijamos, hoy vamos a tratar la luz en los espacios reservados al descanso.

Luz relajante para áreas de descanso.

Esos maravillosos rincones de la casa donde nos relajamos, como puede ser una butaca para lectura o, como no, una bañera, son muy necesarios para nuestra relajación mental. Veamos cómo iluminarlos para acertar.

Sensual woman in bathtubPara relajarnos en una bañera, la mejor luz, sin ninguna duda es la de las velas. Las velas además de luz tenue y relajante, desprenden un olor que nos proporciona bienestar. Por lo tanto si queremos relajarnos en el baño, nunca encendamos la luz principal, iluminemos el baño exclusivamente con velas.

Para un rincón de lectura, debemos conseguir una luz ambiental, pero funcional pues nuestra vista nos lo va a agradecer. Lo ideal es una lámpara de pie con una bombilla de un voltaje medio. Tanto si leemos en un espacio específico o en la cama, nunca utilicemos lámparas de techo, pues nos deslumbraran y no conseguiremos el efecto relax que necesitamos.

Green and red room angle viewOtro momento maravilloso del día son las veladas de charlas, después de una cena. Una copa de vino y una buena compañía requiere una luz acorde con el momento. Una luz demasiado intensa podría arruinarnos la velada, pero excesivamente tenue también. La mejor opción  son las  lámparas de pie, al tener la pantalla a media altura proyectan para iluminar solo la superficie que utilizamos, el resto de la estancia queda en penumbra.

Otra opción ideal son los reguladores de luz en los interruptores, sobre todo si no podemos crear espacios diferenciados. Con el regulador podremos adaptar la luz que necesitemos en cada momento.

¿Qué bombillas utilizamos?

Un buen consejo es utilizar bombillas de leds. Su consumo es un 80% más bajo que una bombilla normal y duran 20 veces más.

Elige las fluorescentes para zonas que requieran mucha luz y las halógenas para las zonas de trabajo y relax. Y siempre que puedas utiliza los reguladores o dimmers.