ComplementosTendencias

Maletas, tu nuevo mueble

Maarten-De-Ceulaer-Suitcases-furniture-chest-drawers-together

Las maletas se adentran en tus espacios interiores como mobiliario de almacenaje. En el post de hoy os enseñamos las deliciosas composiciones con maletas y maletines de cuero del diseñador Maarten Ceulaer.

La renovación constante por encontrar nuevos materiales y técnicas en el mundo del diseño industrial y del diseño en general, permite que podamos encontrar piezas y proyectos muy originales, frescos y de última vanguardia. Este es el caso del diseñador Maarten Ceulaer y sus colecciones de muebles realizados con maletas de cuero para la firma italiana Nilufar.

Sus series de mobiliario de almacenaje están inspiradas en la gran pasión del diseñador por los viajes y la exploración del mundo. Las torres y composiciones asimétricas de maletas y maletines de cuero que componen sus colecciones han sido fabricadas en colaboración con uno de los artesanos de la piel más conocidos y prestigiosos de Bélgica, Ralph Baggaley. La artesanía y detalle que evocan estas composiciones son definitivamente sublimes. Además, la alternativa de colores hace que se adapten a cualquier estilo y entorno interior, haciendo que incluso los colores más atrevidos aporten sofisticación y lujo, al mismo tiempo que da dinamismo a los espacios.

Su colección llamada Leather Collection está formada por mobiliario muy versátil ya que cada mueble está compuesto por diferentes maletas y maletines, de diversas medidas y tonalidades de colores, que al estar separados entre sí ofrece la posibilidad de apilar los cajones en numerosas configuraciones diferentes, haciendo que el producto final se adapte a nuestras necesidades e interiores y también haciendo que el resultado sea diferente a la composición que pueda tener otra persona que haya adquirido el producto. Entre los tipos de mobiliario que ofrecen el diseñador, siguiendo la idea de la configuración con maletas, podemos encontrar cómodas, armarios, espejos con espacio de almacenaje y escritorios.

FUENTE: Maarten Ceulaer