ComplementosTendencias

Muebles de vidrio

GlasitaliaJekyllHide

El vidrio, uno de los materiales más frágiles y delicados, pasa de nuestras ventanas a formar parte del mobiliario para dar modernidad y sencillez a nuestras estancias.

La tecnología ha permitido a los diseñadores y arquitectos trasladar el vidrio de sus funciones cotidianas de siempre a nuevos usos que renuevan este material, las fachadas de las extraordinarias obras arquitectónicas contemporáneas son ejemplo de ello. Los grandes maestros vidrieros se actualizan con el tiempo para formar parte del diseño industrial. Las colaboraciones entre fabricantes y diseñadores hacen posible la evolución de los materiales y la realización de proyectos que resultan en elementos de decoración de interiores que son verdaderas piezas de arte. En definitiva nos ofrecen la posibilidad de decorar nuestras casas con complementos únicos como son los muebles de cristal.

Los ejemplos aquí mostrados son de la marca Glasitalia, una firma italiana que utilizando la artesanía tradicional del vidrio junto con la tecnología más puntera ha sido capaz de abrir su mente y trasladar este material a elementos tan comunes como son mesas, tanto auxiliares como de comedor, estanterías y mobiliario de almacenaje, sillas, espejos y otros complementos todos realizados íntegramente en cristal, lo que aporta sensación de lujo y última tendencia. Además dispone de un amplio catálogo de colores para el acabado de sus creaciones lo que posibilita una buena adaptación a una variedad de entornos interiores. Cabe destacar, que la firma italiana ha colaborado para la ejecución de sus proyectos con prestigiosos diseñadores, reconocidos mundialmente, que han dado valor añadido a sus obras.

En la galería de imágenes os enseñamos algunas de estas excelentes piezas. Como podréis ver en las fotografías, la casa italiana mezcla este moderno mobiliario de diseño anguloso y líneas rectas, con entornos barrocos e industriales, combinación que hace de estos muebles una propuesta apta para todos los gustos. Es un buen ejemplo de que a veces no es bueno ceñirse a un solo estilo y que la mezcla puede aportar carácter, elegancia y distinción a nuestras estancias.

FUENTE: Glasitalia

  • Briana

    Son muy bonitos, aunque el trabajo de mantenerlos limpios no gusta tanto.