Manualidades

Muebles envejecidos

Distressed piece of old furniture

¿Cansados del aspecto habitual de vuestros muebles? ¿Queréis cambiar un poco el look de vuestras casas y no tenéis mucho presupuesto? En este artículo os vamos a enseñar decoración con un mueble de estilo envejecido manualmente. Se trata de algo sencillo y que no requiere mucho gasto en materiales.

Si tenéis un mueble que no os acaba de convencer y queréis darle una salida útil que enriquezca vuestra decoración, ¿por qué no darle un estilo envejecido? Sin duda, es algo que funcionará a la perfección en vuestras casas si queréis tener alguna estancia con estilo rural o con estilo provenzal. Si la idea os parece llamativa, anotad estos materiales: disolvente, esmalte blanco, brocha, cera incolora, lijadora, trapos, y, por último, betún de judea. El procedimiento en sí, es de lo más sencillo, lo único a remarcar es que tendréis que tener paciencia porque es algo lento, ya que hay que esperar entre los pasos.

El primer paso es que el mueble sea blanco. Si lo es de por sí, genial, pero de lo contrario, tendréis que pintarlo de blanco y dejar que se seque. Tras unas doce horas, podréis proceder a aplicar dos capas de disolvente, también con doce horas de espera por cada capa dada.

Ahora que el mueble ya está preparado, es momento de proceder a envejecerlo para lograr un hermoso efecto en decoración. Para ello, tendréis que recurrir a la lijadora, poniendo un énfasis especial en bordes y en pomos si es que los tuviese. De esa manera, quedará lo más convincente posible. Antes de seguir, quitadle la suciedad generada.

Para rematar este ejemplo de decoración mediante un mueble envejecido manualmente, tan sólo queda que mezcléis en un recipiente la cera y el betún (el betún debe ser el diez por ciento de la mezcla). Aplicad la mezcla en el mueble con la brocha, esperad un par de horas hasta que se seque, y sacadle brillo con un paño o con un trapo.

Como veis, es simple y tan sólo es cuestión de paciencia. En algo menos de 48 horas, tendréis un bonito mueble envejecido que enriquecerá vuestra decoración. ¡Disfrutadlo!