Ideas

Plantas anuales: vistosas y no dan casi trabajo

Las plantas anuales son decorativas por sus vistosas flores y además son económicas y dan poco trabajo, por lo que resultan ideales para decorar tanto el jardín como el interior de la casa.

La gran ventaja de las plantas anuales es que no necesitan mantenimiento. Además resultan bastante económicas y su floración suele ser muy espectacular. Un buen ejemplo de estas plantas son las Eustoma.

Estas plantas suelen estar a la venta ya florecidas, y puesto que solamente duran una temporada no es necesario abonarlas. Y tampoco hace falta transplantarlas, porque se reproducen por semillas que deberás plantar en un semillero. Necesitan un riego generoso porque tienen las raíces poco profundas y porque, como el resto de las plantas, cuando están florecidas consumen mucha agua. Procura no mojar las flores cuando las riegues ya que si no se estropearán. La eustoma en concreto, hay que situarlas en un lugar con luz intensa pero sin sol directo. Soportan bien la sequedad ambiental, aunque duran más en una habitación fresca.

Flores de Eustoma

Como hemos dicho anteriormente se reproducen por semillas por lo que puedes realizar tu propio semillero para poder plantarlos. Puedes utilizar objetos que tengas por casa como semillero, ya que lo único que hay que controlar es que el recipiente mantenga la humedad para que germinen las semillas. Cuando pasen unas semanas se transplanta a la maceta.

Como semillero puedes utilizar por ejemplo una botella de plástico grande cortada a lo largo, se colocan la tierra y las semillas en una mitad y luego se tapa con la otra mitad. También se puede utilizar una huevera, se rellenan los huecos con la tierra y se colocan dos semillas en cada uno y se cierra. Por último se pueden utilizar los recipientes de los yogures, se rellenan de la tierra y se ponen las semillas, a continuación se meten en una caja y se tapa con un film del que se utiliza en la cocina y listo. Solamente falta esperar a que florezcan y transplantarlas.