General

Ruptura de colores para llamar la atención

Colorful chairs

El uso de colores en la decoración, es algo que tiene muchas más posibilidades de las que aparentemente pueda parecer de entrada. Los colores no sólo están para combinar o para ser elegidos sólo porque “hace bonito”, y en esta ocasión, os vamos a explicar cómo lograr con ellos una ruptura total.

Por norma general, la gente suele elegir colores que combinen lo mejor posible con el color de las paredes y de los techos, y se suelen centrar en sus preferencias, ignorando otras posibilidades estratégicas que da el uso de los colores en la decoración. Lo que en esta ocasión os proponemos, es usar los colores para lograr una ruptura total con el resto de la estancia donde apliquéis esta idea.

Hablando de ruptura mediante los colores, lo que queremos decir, es que se puede recurrir a colores que encajen poco o nada con el resto de la estancia, logrando romper los esquemas.  Suponemos que os estaréis preguntando por qué ibais a querer hacer una elección así.

La respuesta para eso, es que, es un recurso muy valioso si queréis atraer la atención de la gente hacia un punto concreto. Imaginad, por ejemplo, que tenéis un salón de estilo rústico, decidís cambiar vuestra mesa y sillas de siempre, por mesas y sillas de colores, como el rojo, el amarillo, el morado, etc. Inmediatamente, cuando tengáis visitas, seguro que al entrar en la estancia, captarán de inmediato ese toque especial y de ruptura.

Por supuesto, para lograr una ruptura de colores, lo más efectivo, son los colores llamativos e intensos. Esta técnica de la ruptura, tiene una segunda ventaja además de permitir llamar la atención hacia un sitio de vuestro interés y desviarla de otros lugares, y es el hecho de que da un toque original y moderno.

Si os animáis a probar con la ruptura de colores, veréis qué divertido y positivo puede ser. Además, os vale para cualquier estancia, y no tenéis por qué hacerla con mesas y sillas, si no que podéis probar con otros muebles para lograrlo.