Complementos

Tipos de bonsáis para decorar

bonsai elm tree

Las plantas son un complemento importante en la decoración y en este mundo natural hay especies como el bonsái cuyos cuidados  se convierten en todo un arte. Su cultivo proviene de Oriente en donde este arte es legendario y unido a su cultura, un arte que requiere mucha paciencia y cuidados.

Su extensión hacia Europa ha hecho de los bonsáis que aparezcan muchas más especies, pues en sus orígenes solamente eran procedentes de los bosques. Actualmente se les da la forma con alambres, adoptando variadas formas muy útiles en la decoración.

Darle forma a los bonsáis  no es tan complicado como parece, solamente hay que seguir su forma natural y de ahí ir modelando dependiendo de la especie. Estos son algunos tipos y su adaptación a la decoración:

  • Bunginji. Su traducción es “letrado”, se cultiva en macetas anchas y redondas, por lo tanto requiere un estilo de decoración amplia y espaciosa. Su aspecto es delgado y con pocas hojas.
  • Chokkan. Quiere decir en español “extremadamente vertical”. Este es el más común y no exige una determinada decoración. Es útil para colocarse en cualquier lugar, ya que su tronco es muy recto y afilado desde su base.
  • Hokidachi. Su traducción es “ponerse de pie”. Es similar a los árboles naturales. Las ramas están muy igualadas en su altura, sin embargo es muy poblado en sus hojas. Al ser ancho y extendido requiere lugares espaciosos en donde se luzca su frondosidad. Su nombre se origina por la rectitud de su tronco.
  • Kengai. Su significado es “enganchado al acantilado “. Nos podemos imaginar que por ello su forma es de cascada como las plantas que nacen en los acantilados. Su maceta necesita profundidad y por la caída de la planta es imprescindible situarse en lugares elevados.