Ideas

Un vestidor completamente organizado

Una buena planificación del espacio del que se dispone, es la clave para tener un vestidor completamente organizado. Las medidas más adecuadas para las baldas, los cajones, las barras para colgar, etc… son puntos importantes que hay que tener en cuenta a la hora de montarlo.

La distribución del vestidor es importante para poder aprovechar al máximo el espacio. Los vestidores ubicados en un frente son ideales para espacios alargados, como por ejemplo colocados detrás del cabecero de la cama. Otra forma de colocación, que es además la mejor manera de sacarle el máximo partido, es en forma de L, ubicándolo en una esquina del dormitorio. Esta junto con los de planta cuadrada, en tres lados, es también la que más se aprovecha el espacio, sobre todo si tiene suficiente fondo.

Vestidor en esquina

Es muy importante adecuar las medidas de cada módulo, por ejemplo para la ropa larga se necesita un mínimo de 150 cm, ya que si colgamos vestidos largos pueden arrastrar si hay menos altura. Si sobra espacio en la parte de abajo siempre se puede aprovechar para colocar una balda o unas cajas. Para la ropa corta hay que dejar entre 110 y 130 cm sobre todo si se van a colgar camisas y americanas, para las faldas y pantalones es suficiente con dejar entre 90 y 105 cm. Para guardar los jerseys y camisetas son ideales las baldas extraíbles o cajones. Para las baldas es suficiente con dejar 10 cm de alto y para los cajones entre 20 y 30 cm. Si colocamos baldas en la parte alta del vestidor, estas tienen que tener entre 30 y 40 cm de alto, suficiente para que entre una caja de tamaño medio.

Algunas ideas que harán que el vestidor esté mucho más organizado son por ejemplo, un zapatero extraíble, estarán bien colocados y al ser extraíble se llega perfectamente a los colocados al fondo. Lo mismo sucede con las barras abatibles, resultan perfectas para aprovechar las zonas altas de los armarios y acceder fácilmente a la ropa colgada. Los cajones distribuidores son muy útiles para tener bien coladas por ejemplo las corbatas, los cinturones o la ropa interior, para ello nada mejor que escoger un cajón con compartimentos. Un elemento que resulta de lo más útil es un pantalonero, es un accesorio extraíble que permite colgar los pantalones fácilmente y tenerlos todos a la vista perfectamente colocados para que no se arruguen.

Vestidor en un frente

Por último un detalle a tener muy en cuenta, es tener bien iluminado el vestidor, ya que resulta mucho más cómodo a la hora de tener que elegir la ropa. Existen varias opciones, como por ejemplo empotrar focos halógenos en el techo y dirigir los haces de luz hacia donde queramos, también se pueden colocar apliques en lo alto de cada cuerpo o elegir barras de colgar con luz incorporada.